Atlixco. Pese a la gran difusión en redes sociales y medios de comunicación los ciudadanos de este municipio no respondieron ante la actividad del macrosimulacro planteado por el gobierno de la República para conmemorar el sismo del 19 de septiembre de 2017.

En esta actividad no existió una organización previa pues se trataba de que fuera una reacción voluntaria para crear la cultura de la prevención y protección civil. Ni comerciantes ni transeúntes ni automovilistas reaccionaron a las 13 horas con 14 minutos, esto pese a que escucharon sonar algunas alarmas en el área del centro de Atlixco.

Es de resaltar sin embargo que en la calle tres sur, los comerciantes si salieron de sus locales, cerraron la vialidad al paso de los vehículos, esto se debió a que en la zona los dueños de los negocios tienen una comunicación constante y cuentan con una alarma en el área que fue la que se escuchó.

En tanto en la plaza de armas se dieron cita elementos de Cruz Roja, protección civil. En esa zona fueron solo algunos de los restauranteros los que participaron, sin embargo sus clientes no hicieron lo mismo, tal es el caso de la cafetería del zócalo de la ciudad donde tanto empleados como clientes siguieron su vida normal.

En cambio los trabajadores de la construcción que se encuentran laborando al interior de palacio municipal y de la parroquia de Santa María de la Natividad abandonaron los dos edificios en el momento del macrosimulacro.

En las escuelas secundarias se realizó como correspondía, al igual que en algunas preparatorias, en tanto que las primarias y preescolares ya se había retirado del plantel los escolares, por ello era responsabilidad de los padres involucrarlos en este simulacro.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre