Vox | Puebla

Campobello, con el arte en las venas

2016-10-06 22:45:00
Por César Pérez González
Periódico Síntesis Columinista César Pérez González

De mirada tierna –de esas que conmueven hasta el horizonte-, frente amplia, nariz discreta; sonrisa inquietante, Nellie Campobello procuró en México un nuevo sentido profesional a la danza, arte que al cual se entregó junto a creadores como Roberto Montenegro, Carlos Chávez y José Clemente Orozco.
No obstante su predilección por la danza, Campobello también incursionó con éxito en narrativa y lírica, siendo la primera donde logró reivindicar desde su óptica a revolucionarios –Francisco Villa-, igual que el paso del conflicto al norte del país.
Precisamente, su obra más conocida –“Cartucho”- revisa en perspectiva juvenil la vida cotidiana del movimiento, cómo se afrontaba desde el seno familiar donde generalmente la responsabilidad caía en mujeres, enfoque contrario al usado por Martín Luis Guzmán en sus novelas.
No obstante, destacó en la poesía cimentando crítica social y de género, temas sin abordar en la primera parte del siglo anterior, dialogando –incluso- con lectoras y público a través de un lenguaje novedoso.
Por ello es válido afirmar que la obra de Campobello no sólo refleja su experiencia, sino relata entendimiento y preocupaciones, lucha diaria contra el tiempo, expresiones que aún no le hacen justicia.
Ya lo señaló Emmanuel Carballo: a Nellie Campobello el medio cultural dominante se ha encargado de relegarla a una posición aislada, sin rescates fastuosos, mucho menos reconocida dentro del momento histórico que le tocó vivir.
Justo transcurrió su vida profesional luego de los primeros años convulsos, a la sombra de grupos definidos –Estridentistas y Contemporáneos-, sin embargo, parte de su éxito vino ya en la década de los treinta, frente a la Escuela Nacional de Danza.
Nellie Francisca Ernestina Campobello se definía como una mujer auténtica, dueña de habilidades innatas para hablar sin que ello la molestara, tal vez porque en su natal Durango así se lograba conocer a la gente, “del dicho al hecho”.
Antes de llegar a la ciudad de México –niña en plenitud- sus ocupaciones eran montar a caballo y perderse en el desierto, para aferrarse en la medida de sus posibilidades en la gran capital a oportunidades que le fueron surgiendo, el periodismo –por ejemplo-.
Mujer plagada de recuerdos, asumió el amor incondicional por su madre Rafaela hasta descuidar la vida personal, sacrificio que bien pudo ser expiación ante muerte o cierto rechazo que de ésta provenía.
Franca –como debe ser- de su juicio no escapó Venustiano Carranza, a quien colocaba por debajo de Doroteo Arango –reconociéndolo en primera instancia de esta forma, para después aclimatarlo con el ya conocido “Francisco Villa”-, todo un “desagradecido” y “egoísta”.
También irónica, se aceptaba católica por educación pero sin profesar el dogma gracias al paradigma social de joven, sin culminar los sacramentos instaurados por la Iglesia.
Por lo que respecta a su vida diaria avanzaba en rutinas, poseedora de exigencias que rayaban en desmesuras. Una de éstas consistía en que nadie –fuera de la Diva- podría tocar su ropa, y de ser así cada indumentaria no se utilizaba hasta dejarla lista.
Igualmente, diseñó un ritual para escribir haciendo de lado parafernalias de tipo estético para priorizar la comodidad: camisa de franela, pantalón y sandalias constituían su juego para ensayar, segura de resultados donde la muerte no figuraba.
Nellie Campobello dejó de existir con el siglo marcando los 84 años, víctima de ignorancias y avaricia; secuestrada sin defenderse, heredó una escuela de compromiso por el arte.
Tras ella queda pendiente destacarla en la cultura nacional que ha venido rescatando efigies olvidadas. Ya va siendo hora que esta realidad perturbadora no la suma en estanques de sueño y abandonos en su memoria, como ha sido costumbre.
@Ed_Hoover

Vox Síntesis,Opinión Síntesis,Columnista,César Pérez González

Comentarios:


#EN_Puebla

{{noticia.sub_seccion}}
{{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110 }}

#TENDENCIAS

{{noticia.nombre_seccion}}
{{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110}}


no hay resultados
cargando ...

Resultado de la busqueda :

{{noticia.nombre_seccion}}
{{noticia.titulo}} {{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110 }}