Vox | Puebla

Salvador Novo, pasión inquisidora

2016-12-07 06:15:00
Por César Pérez González
Periódico Síntesis Columinista César Pérez González

Extravagante, brutalmente irónico, Salvador Novo es quizás el autor mexicano más polifacético de los últimos cien años; consecuente con sus ideas, supo llevar su nombre y obra a niveles de estudio que lo sitúan como cronista de la ciudad de México, al menos el más reciente.

Perteneciente a la llamada generación de Contemporáneos inició su carrera cuando apenas era alumno de la Escuela Nacional Preparatoria junto a quienes –años más tarde- se enlistarían en la nómina de la revista que dio título al grupo de jóvenes.

Sin embargo, es curioso que al mismo tiempo se encuentre más alejados de ellos que su presencia en proyectos comunes, similar a Carlos Pellicer que al momento de ser reconocido por su lírica éstos aún tomaban clases en el viejo San Ildefonso.

En el caso de Novo –contrario a su estilo- estuvo alejado de quienes vieron en Jaime Torres Bodet la posibilidad de aclimatarse en la cultura mexicana de los años veinte, justo después de ser agraciado por José Vasconcelos. Mientras cercanos iban escalando en las ramas burocráticas, Novo prefirió aclimatarse en la Escuela de Altos Estudios.

Similar caso se dio con las influencias que sus poemas iniciales exploraban, pues fue de los pocos –al lado de Xavier Villaurrutia- que no buscó la redención de Enrique González Martínez, o de los próximos, encabezados por el mismo Torres Bodet y Bernardo Ortiz de Montellano.

En el plano académico Salvador Novo fue brillante docente, recordado por su estancia en la Escuela de Altos Estudios, de donde fue joven promesa, pero ese rigor académico se convirtió en lastre para sus aspiraciones personales. El ejemplo fue Pedro Henríquez Ureña, sabio ateneísta que lo cobijó para guiarlo en su corriente humanista, terminando este empeño por su falta de compromiso.

Separado del grupo central de los Contemporáneos, Salvador Novo fue evolucionando en sus técnicas literarias hasta llegar a la vanguardia más inmediata en México, hermanadas con los Estridentistas; por ello no lo concibieron del todo enemigo en las embestidas que lanzaron contra el grupo.

Precisamente, esta independencia tomó fuerza cuando los jóvenes se incorporaron a Salubridad y Novo quedó afianzado en Educación Pública a finales de los veinte. Desde la esfera comenzó a levantar ámpula con ensayos repletos de alusiones personales contra enemigos; burlescos, sarcásticos, hecho que en esos momentos el ambiente cultural no estaba preparado para enfrentar.

En este sentido, Salvador Novo aplicó su estilo para recriminar verdades a modo y exhibir a personajes que a su juicio sólo entorpecían la ruta literaria del siglo XX. Uno de los episodios recordados fue con el muralista Diego Rivera, burlándose tanto de su aspecto físico y el engaño amoroso que sufrió con su esposa Guadalupe Marín, quien a la postre contraería nupcias con Jorge Cuesta.

Rivera, por su parte, lo ridiculizó en murales como todo lo nefasto del sistema porfirista, decadente, sumido en la aristocracia que sin sus privilegios ahora debía servir al pueblo, humillándolo a como diera lugar, repitiendo la fórmula con otros Contemporáneos.

Todavía joven, Novo supo explotar la virtud al grado de alimentar en la prensa temas espinosos, sin embargo, destacó por la finura de sus poemas amorosos, semblante de espíritu en constante búsqueda de la redención y como impulsor de revistas literarias dirigidas a extractos populares.

Uno de los testimonios que dan cuenta de la evolución que tuvo la ciudad de México al principio del siglo anterior se debe a Salvador Novo, figurando en columnas y notas periodísticas; otros más agrupados en colecciones del Instituto Nacional de Bellas Artes con el nombre de “La vida en México en el periodo presidencial de…”

Así relató su experiencia sobre la capital y personajes con quien a diario convivió, una gran posibilidad para acercarse a narraciones fluidas y el compromiso cultural que reflejó en su madurez.

Probablemente, Novo es el Contemporáneo más estudiado y traído a la actualidad por encima de otros miembros; su poesía es habitualmente revisada, en cuanto a la prosa continúa publicándose al menos una vez por década, hechos que lo proponen el más actual de toda aquella generación.

@Ed_Hoover

Vox

Comentarios:


#EN_Puebla

{{noticia.sub_seccion}}
{{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110 }}

#TENDENCIAS

{{noticia.nombre_seccion}}
{{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110}}


no hay resultados
cargando ...

Resultado de la busqueda :

{{noticia.nombre_seccion}}
{{noticia.titulo}} {{noticia.titulo}}

{{noticia.titulo | subStr: 110 }}